No debes negar el hecho de que el sexo es un aspecto tan importante de cualquier relación moderna. La razón por la que es tan importante es porque es el pináculo de la intimidad física; es lo más cerca que dos personas podrían llegar una a la otra en un nivel físico. Y si no logra satisfacer sexualmente las necesidades y expectativas de su pareja, entonces es muy probable que eso suponga un gran golpe para su relación. Por supuesto, el sexo no debería ser TODO en una relación. Es solo una de las muchas variables que intervienen en lo que hace que una relación funcione. Y si no reconoces la importancia en tu relación,
Entonces estás poniendo en peligro tu propio amor y romance. Siempre debe ser capaz de comprender que la pasión y la sensualidad son pilares en una relación sana y feliz. Y siempre necesitas hacer tu parte para asegurarte de tener todas las bases cubiertas cuando se trata de tu amor. Sí, el sexo no lo es todo. Pero eso no significa que el sexo tampoco sea nada. Siempre debes hacer un esfuerzo para condimentar las cosas en tu vida amorosa; siempre debe hacer su parte para mantener viva esa pasión entre ustedes dos. Y el sexo tiene mucho que ver con mantener la pasión y la intimidad en una relación.
No cometa el error de pensar que su chico eventualmente se va a aburrir de tener relaciones sexuales con usted solo porque quiere encontrar otras parejas. Muchas chicas piensan que los hombres siempre quieren tener múltiples parejas sexuales. Y no es eso. Sí, los hombres pueden aburrirse por tener relaciones sexuales contigo; pero no es porque eres con quien tiene relaciones sexuales. Probablemente, solo porque sigues probando los mismos movimientos una y otra vez, prácticamente estás haciendo que el proceso sea demasiado predecible para él. No puedes hacer eso. Recuerda que ambos tendrán ciertas necesidades sexuales;
y ambos deben hacer lo que sea necesario para satisfacer esas necesidades sexuales lo mejor que puedan. Y a veces, eso implica mezclar las cosas de vez en cuando para que su vida sexual no se vuelva obsoleta o predecible. Y si necesita ayuda en ese departamento, ese es precisamente el propósito de este artículo. Es posible que no siempre seas el más creativo para poner a tu hombre de humor; y eso está bien. Se necesita mucho trabajo para pensar constantemente en nuevas formas de incitarlo a que se acueste contigo. Entonces, nadie puede realmente culparte por sentirte perplejo. Pero es bueno que hayas tropezado con este artículo.
Demuestra que todavía estás dispuesto a aprender. E incluso si no terminas usando muchas de las cosas enumeradas aquí, al menos te da un punto de partida. Siempre es bueno que estés dispuesto a hacer lo que sea necesario para hacer feliz a tu chico, incluso si eso significa buscar en Internet artículos como estos. Así que sin más preámbulos, aquí hay algunas cosas que puedes intentar para que tu pareja tenga relaciones sexuales contigo, y seguro que a él le encantará:
1. Entra al comedor con nada más que un delantal.
Pensó que estaba cenando; pero él está recibiendo algo más en su lugar.
2. Entregue una carta de amor sensual cuando solo estén ustedes dos en casa.
Hay algo tan cautivador acerca de escribir a mano una carta de amor en esta época moderna … así es como la gente en los viejos tiempos solía relacionarse entre sí.
3. Envíele un mensaje de texto que contenga contenido sexual durante el día para que tenga algo que esperar cuando llegue a casa.
A veces, la anticipación y la acumulación son clave. Él podría estar teniendo un mal día en el trabajo; Entonces, ¿por qué no le das algo para estar emocionado?
4. Acuéstate con él mientras no lleves nada.
Ve al grano. Esto lo dejará en shock y abrumado, pero de buena manera. No necesariamente lo verá venir y le va a encantar ese factor sorpresa.
5. Use ropa interior sexy antes de entrar en el dormitorio.
Sumérgete en algo un poco más elegante y revelador antes de entrar al dormitorio. Por supuesto, eso no quiere decir que no te encuentre atractivo en tus tees de gran tamaño y pantalones de chándal. Pero quizás deberías subir un poco la apuesta por él.
6. Dale un buen masaje de espalda.
Sí, podrías estar acostumbrado a que él y sus grandes brazos fuertes trabajen los nudos de tu cuerpo. Pero devuelve el favor. Masajea su espalda y luego guíalo lentamente hacia tu primera posición sexual. Toma el control de la situación y deja que se relaje un poco.